Pin It

Muy Buenas tardes tengan todos ustedes, saludo  con mucho gusto al Lic. Diódoro Carrasco Altamirano, Secretario General de Gobierno.
Lic. Juan José Rodríguez Posada, Presidente de la Junta de Gobierno.
Lic. Jorge Espina Reyes, Vicepresidente de la Junta de Gobierno.
Mtro. José Antonio Llergo Victoria, Secretario General.

Muy estimado ex Rectores, Vicente, Mario, Javier, Alfredo, esta  comunidad bien sabe que es una bendición contar con ustedes el día de hoy, muchas gracias por acompañarnos

Distinguidas autoridades, miembros de la Junta de Gobierno, Consejeros Universitarios, Directores de Programas Académicos, Miembros de Red Directiva, Consejeros de Vinculación, alumnos Presidentes de Mesas Directivas, representantes de los medios de comunicación, queridos profesores y estudiantes, padres de familia amigos todos.

“[…] En este momento histórico, en la segunda década del siglo XXI, marcado entre otras cosas por una tendencia a la desinstitucionalización, la Universidad también resiste su propia crisis; y la tentación de las universidades es justificarse con intenciones que las alejan de su misión primordial: la búsqueda y la comunicación de la verdad”. Manuel Díaz Cid.

Un año antes de partir, con motivo de la Ceremonia en la que se le otorgó el Grado de Profesor Emérito, Don Manuel llamaba nuestra atención sobre el inminente cambio de época, que entre sus múltiples vertientes, supone un reto en sí mismo para la institución universitaria. En efecto, la universidad está llamada a transformarse, pero debe saber distinguir desde qué referentes y hacia qué horizontes propone tal transformación. En UPAEP, vemos con claridad que la gran novedad que requiere nuestro tiempo, esta nueva época, recae justamente en la capacidad de la universidad para dar total vigencia a su esencia.

Buscar la verdad supone un compromiso riguroso primeramente con la persona, luego con la sociedad, con la naturaleza y el cosmos; con la ciencia misma. La verdad, al final, es condición para la libertad, conquista para quien se compromete con ella. Así, ante este cambio de época, la universidad potenciada desde su esencia, debe brindar esperanza a partir de la formación de hombres y mujeres libres, comprometidos con la verdad de lo que son y de lo que están llamados a ser.

Desde ese espíritu fundacional, nuestra propuesta de valor consiste en generar experiencias significativas para detonar un liderazgo comprometido con la promoción del bien común, que impulsa la transformación de las realidades sociales, y se caracteriza por una alta preparación profesional, un sentido humanista y actitud de servicio.

Esta propuesta que nos distingue es impulsada por todos los que integramos esta comunidad desde las cinco Líneas Rectoras que sustentan nuestra Visión Rumbo al 50 Aniversario. Partiendo de cada una de ellas es que presentaré ante ustedes los principales logros y avances obtenidos durante el ciclo escolar 2017-2018.

Primera Línea Rectora


Ser congruentes con nuestra identidad

Fiel a su identidad, UPAEP asume el humanismo cristiano como ideal de transformación de la persona y de todas las personas. Desde ahí dinamizamos una propuesta educativa que en este curso ha convocado a más de 17 mil estudiantes en todos los niveles educativos, cifra récord para nuestra Institución.

En los últimos años nuestra universidad se ha consolidado como un espacio abierto a la interculturalidad e internacionalización, ello lo demuestran los 3,847 estudiantes provenientes de todos los estados de la República, y los 669 jóvenes provenientes de 28 países distintos, lo cual ubica a UPAEP como un verdadero destino internacional universitario.

En cuanto a los niveles educativos que ofertamos, nuestra comunidad estudiantil se conforma de la siguiente manera: 3,250 estudiantes en Bachillerato, 10,278 en Licenciatura y 3,652 en Posgrado. En lo que se refiere a modalidades educativas, las cifras son: escolarizada 15,162 estudiantes, abierta 1,230, y online 788.

En UPAEP, cuidamos que todo aporte desde las disciplinas académicas tenga como centro y fin a la persona; desde este referente conformamos los programas académicos que ofrecemos: 65 programas de Licenciatura, 60 de Maestría, 20 de Especialidad y 19 de Doctorado. Lo anterior en todas las modalidades.

En congruencia con nuestra identidad histórica, en la que UPAEP surge y promueve un modelo de solidaridad social, nos entusiasma ver a la universidad como un mosaico sociocultural que refleja y valora la diversidad del país. Gracias a las contribuciones de un amplio grupo de personas, organizaciones y fundaciones, de las campañas financieras y de los sorteos, configuramos un agresivo programa de apoyos que incluye becas académicas, de investigación, y deportivas, así como las nuevas becas para estudiantes con probado liderazgo social. En conjunto hemos logrado beneficiar a más de 4,500 jóvenes.

Entre los beneficios que ofrecemos para nuestros colaboradores y familiares directos, se encuentra el programa PROEDUCA, el cual permitió que en este año se brindaran 362 apoyos para estudiar en nuestras Prepas y en la Universidad, con lo cual fortalecemos el sentido de comunidad y orgullo de ser UPAEP.

Consideramos la educación como un preciado bien público nacional. Esta convicción nos ha llevado a otorgar adicionalmente apoyos financieros para 1,343 profesores –tanto del sector público como privado- que actualmente estudian alguno de nuestros programas de posgrado en educación y humanidades. Cabe mencionar que en el pasado 2017, cumplimos 10 años de apostar por el magisterio, y nos enorgullece contar con más de 3,500 egresados provenientes de los estados de Hidalgo, Morelos, Oaxaca, Veracruz y Puebla.

Aquí quisiera hacer un especial agradecimiento a las autoridades del estado, porque gracias a ellas hemos podido potenciar este programa de apoyo al magisterio, desde luego a las autoridades educativas, Diódoro muchas gracias.

Agradecemos la confianza de miles de familias que año con año hacen suya la misión UPAEP: crear corrientes de pensamiento, y formar líderes que transformen la sociedad.

Segunda Línea Rectora


Proponer una formación de excelencia para un liderazgo transformador

Toda la comunidad UPAEP es partícipe de la formación integral de los estudiantes, lo que implica que conjuntamente busquemos innovar para lograr la excelencia científica y profesional, con pensamiento global y pertinencia social.

Hoy me es grato compartir, que fruto de un esfuerzo institucional de tres años de trabajo liderado por la Academia, hemos puesto en marcha el nuevo modelo educativo de UPAEP U50.
Cinco son sus características más relevantes:
•    Tiene sustento en la formación integral humanista cristiana, con sello UPAEP.
•    Dinamiza los Sistemas Académicos de Pertinencia Social.
•    Privilegia el aprendizaje activo, basado en retos, proyectos y servicio en situaciones del mundo real.
•    Fomenta la flexibilidad y multimodalidad del currículum, incorporando las nuevas tecnologías educativas.
•    Potencia la internacionalización y la interculturalidad.

En consonancia con este modelo, en nuestras Prepas UPAEP lanzamos el Plan 06, que se ha convertido en un referente de innovación en educación media superior. Dicho Plan se fundamenta en el modelo de Formación Integral característico de UPAEP, incorpora los requerimientos del Sistema Nacional de Bachillerato, y todos nuestros planteles operan bajo el modelo del Bachillerato Internacional. Al día de hoy, hemos logrado que seis de las diez preparatorias cuenten con la acreditación del Bachillerato Internacional, y tres prepas de la ciudad de Puebla ya son bilingües.

Dentro del modelo formativo de las prepas, destacamos la Academia de Liderazgo Altum: un espacio de formación que, mediante ejercicios de sensibilización, empatía e inspiración, reta a los jóvenes a desarrollar proyectos de impacto comunitario que a su vez les permiten autoconocerse y determinar un proyecto de vida con sentido.

En materia de calidad a nivel de licenciaturas, comparto con satisfacción el hecho de que 159 egresados obtuvieran la calificación sobresaliente en la prueba EGEL, examen general de egreso de licenciatura por parte del Centro Nacional de Evaluación, CENEVAL; mientras que de éstos, 22 recibieran el Premio al Desempeño de Excelencia.

UPAEP ha impulsado desde los programas académicos de calidad desde su creación. Al día de hoy el 98% de la matrícula de licenciatura presencial en programas acreditables cuenta con calidad avalada por COPAES, el Consejo para la Acreditación de la Educación Superior.

Por su parte, en el caso de posgrados, contamos con 17 programas acreditados y evaluados, 14 de ellos en el Padrón Nacional de Programas de Calidad del CONACYT, el máximo estándar de calidad en el país. Esto nos posiciona como la universidad particular número uno en posgrados de calidad en todo el Sur-Sureste, lo que también nos ha llevado a ser el Posgrado más desarrollado en toda la región, y uno de los más atractivos a nivel nacional. Hoy, más de uno de cada 100 estudiantes de posgrado en el país, estudia en UPAEP.

En este mismo sentido, y como marco de calidad institucional, me es grato reportar que la universidad afrontó el proceso para realizar su reacreditación a través de la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior (FIMPES). La Comisión Permanente de Dictaminación resolvió otorgarnos la “Acreditación Lisa y Llana”, que será ratificada en Asamblea la próxima semana, y que tiene vigencia por siete años. Este hecho sitúa a UPAEP como una de las dos universidades del país en obtener por cuarta ocasión el máximo reconocimiento en calidad institucional.

La apuesta por la calidad socialmente pertinente, sumada a la continua preparación de nuestro profesorado, y al compromiso con la investigación, nos lleva a figurar entre las mejores universidades del país.
Así lo establecen publicaciones reconocidas como América Economía en la que figuramos en el 7º lugar entre las particulares, o el ranking Times Higher Education que nos ubica dentro del mismo rubro en el 4º lugar a nivel nacional.

Decía también don Manuel Díaz Cid que “La universidad es el espacio donde se encuentra la ética con la ciencia y la tecnología; y es a los maestros a los que corresponde dar a conocer estos valores en su cátedra, pero sobre todo con su forma y con su estilo de vida.”

En efecto, UPAEP no se explica sin el aporte de su profesorado, pues son ellos quienes acrisolan nuestra propuesta educativa. Nuestra planta docente está conformada por 362 profesores de base y 768 de asignatura. De los profesores de Licenciatura, el 93% cuenta con Posgrado, 33% de éstos con Doctorado y, de los profesores que imparten en Maestrías y Doctorados, el 100% cuenta con estudios de Posgrado, y de ellos el 79% cuenta con Doctorado.

Una característica fundamental de nuestro modelo de formación es el acompañamiento personalizado. En este sentido, hemos consolidado el Programa de Apoyo y Seguimiento al Estudiante, PASE, desde el cual fortalecemos las habilidades y destrezas de los estudiantes para enfrentar retos académicos, de índole social e incluso emocional. Es así como a lo largo de este año, atendimos a 1,345 estudiantes, mientras que a 2,679 se le brindó tutoría y seguimiento gracias al apoyo de 234 tutores asignados en los distintos decanatos.

Hemos reconfigurado el esquema de Servicio Social para conformar el Programa de Formación Integral, Liderazgo y Servicio (FILSE), con el objetivo de generar talentos enfocados en la lógica de la alteridad, esa capacidad de darse a los otros. Bajo este nuevo enfoque, reportamos la realización de 62 proyectos con Instituciones y Organizaciones de la Sociedad Civil y 100 Proyectos de Impacto Social, los cuales abarcaron a 11,577 personas en 22 municipios de Puebla y 12 barrios o colonias de la capital. Cada año, los universitarios de UPAEP brindan más de tres millones de horas hombre al servicio de la sociedad.

En respuesta solidaria ante los efectos de los sismos de septiembre de 2017, la comunidad UPAEP respondió con la instalación de un Centro de Acopio donde se recaudaron 160 toneladas de artículos de primera necesidad que se distribuyeron en 61 comunidades de los estados de Morelos, Oaxaca, Chiapas y Puebla. A partir de estos siniestros, 500 estudiantes y colaboradores conformaron 23 brigadas para adoptar las comunidades de Xochiteopan y Tepapayeca, lo cual contempla un acompañamiento de dos años para aplicar un modelo de intervención social integral.

Por otro lado, nos sumamos a la iniciativa Puebla Comparte, para la cual recaudamos 6.3 toneladas de víveres, lo que nos permite aportar y hacer la diferencia para las más de 247 mil personas que se atienden con esta gran iniciativa de la sociedad.

El liderazgo transformador UPAEP tiene en el emprendimiento uno de sus pilares clave. En el transcurso del año, el Hub de Emprendedores UPAEP convocó a 2,573 estudiantes que participaron en 40 eventos diseñados para detonar vocaciones hacia el emprendimiento con énfasis en la transformación social. Como fruto de este programa, cinco estudiantes fueron seleccionados para participar en el Trep Camp 2018 Impulsa Santander en las universidades de Nueva York y San Diego, 18 equipos compitieron en el Reto Global de Innovación Social de la Universidad de San Diego, y orgullosamente informamos que uno de los equipos UPAEP resultó ganador.

Una verdadera formación integral incluye la práctica deportiva. Ahí se ponen de relieve las más altas capacidades físicas, el autodominio y el carácter que permite a los estudiantes experimentar la superación personal y grupal. El 40% de nuestros estudiantes de licenciatura practican alguna de las 10 disciplinas deportivas en nuestras instalaciones, 2,700 se involucran en los tradicionales torneos intramuros, y 350 portan la camiseta UPAEP en los equipos representativos.

En cuanto a la cosecha de nuestros equipos, nos sentimos sumamente orgullosos de los logros obtenidos en Taekwondo: 1er Lugar Nacional Primera Fuerza varonil, 3er Lugar Nacional Primera Fuerza femenil y, 2o Lugar Nacional Juvenil C femenil.

Y de la CONADEIP nacional Juvenil C recordamos con emoción tanto el bicampeonato varonil como el campeonato femenil en baloncesto, así como las seis medallas en natación.
También nos alegra compartir las victorias del 3er lugar nacional Primera Fuerza en natación, estilo mariposa, así como el triunfo internacional de Diana Luna con medalla de plata en los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla.

En otras de las expresiones que nos interesa ampliamente que nuestros jóvenes se desenvuelvan, se encuentran las bellas artes, de las que destacamos las 224 actividades que se efectuaron a lo largo de este año con poco más de 95,000 asistentes.

Comentamos particularmente en este ámbito que hemos comenzado el desarrollo de la escuela de Iniciación Artística UPAEP, acreditada por el Instituto Nacional de Bellas Artes (INBA) con cuatro disciplinas: Danza, Música, Teatro y Artes Visuales, lo que nos permitirá proyectarnos en el mediano y largo plazo como una opción académica sólida en la enseñanza de las artes.

También en el ámbito de la difusión de la cultura, destacamos del Museo UPAEP exposiciones como la de Leonora Carrington, la realización de la tercera edición del Encuentro Internacional de Museos con sede en UPAEP, y en general las presentaciones internas e itinerantes, que en conjunto impactaron a más de 63 mil personas durante el pasado ciclo académico.

En cuanto a la intensa vida universitaria, habría que poner de relieve especialmente el Encuentro Universitario, que este año nuestros jóvenes denominaron “Legión de Héroes”. Se trata de una actividad organizada por los líderes de las 40 Mesas Directivas, que puso de por medio el ímpetu, energía y valor -en toda la extensión de la palabra-, de 1,500 universitarios divididos en 100 equipos, quienes, a través de los diversos retos en estaciones temáticas, gritaron, corrieron, bailaron y hasta se tomaron en serio las reflexiones que creativamente les plantearon, de cara a profundizar en las dinámicas propias del liderazgo transformador para un tiempo que, efectivamente, está urgido de héroes.

El ciclo 2017-2018 tuvo un arranque especialmente difícil, ante los cuales los universitarios de Puebla nos han hecho ver su valía y capacidad de respuesta. Por un lado, a raíz de los sismos, atestiguamos su generosa entrega al servicio de miles de familias de la región. Y por otro, ante la oleada de violencia especialmente contra las mujeres y del asesinato de Mara Fernanda, jóvenes de la BUAP, la Libre de Derecho, la Ibero, la UMAD, el Tec de Monterrey, el IEU, la Anáhuac, la UDLAP y la UPAEP, convocaron a la Movilización Universitaria Justicia y Paz para mostrar su indignación y con ello hacerse escuchar en su demanda de una convivencia social más humana, digna, justa y solidaria.

Hago un paréntesis para manifestar nuestra SOLIDARIDAD CON LAS FAMILIAS TANTO DEL JOVEN ASESINADO COMO DEL JOVEN HERIDO EN LOS COBARDES HECHOS DEL DÍA DE AYER. A NUESTRAS AUTORIDADES LES DECIMOS CON RESPETO, PERO CON FIRMEZA: NO NOS PODEMOS ACOSTUMBRAR A ESTA VIOLENCIA, y MENOS AÚN, RESIGNAR.

Para cerrar este capítulo, resaltamos las iniciativas de Pastoral de la Cultura encaminadas a fortalecer la vivencia de fe de la comunidad universitaria. Entre los eventos de mayor alcance destacamos la tradicional Peregrinación UPAEP a la Basílica de Guadalupe con la entusiasta y ferviente participación de 1,381 estudiantes, 800 de los cuales se suman a la travesía de 32 kms alrededor del Iztaccíhuatl; y por su parte la Procesión del Viernes Santo en Puebla, tradición que expresa el fervor religioso-cultural de nuestro pueblo convocando a más de 150 mil fieles, y en el que UPAEP, junto con muchas otras instancias, es un organizador activo y entusiasta.

Aquí aprovecho este espacio para agradecer la presencia de Don Víctor por su acompañamiento como pastor y como amigo cercano de la UPAEP y resaltar también el papel relevantísimo de la Iglesia en la construcción de la paz en Puebla y nuestro México.

Tercera Línea Rectora


Consolidar los Sistemas Académicos de Pertinencia Social

Estos sistemas constituyen una innovadora aportación de la Academia para responder a los retos que vivimos en los ámbitos de lo social, lo económico y lo cultural, para darles cauce y encaminarlos hacia una efectiva contribución al bien común. Los Sistemas Académicos de Pertinencia Social (SAPS) favorecen el trabajo colaborativo e interdisciplinario, y se agrupan en los siguientes subsistemas: 1. Desarrollo Humano y Social. 2. Ciencias de la Vida y Bioética. 3. Estrategia y Competitividad. 4. Innovación y Tecnología.

Este nuevo dinamismo resultaría imposible de no contar con una apuesta seria en la investigación aplicada. En tal contexto, reportamos en el ciclo anterior un total de 73 proyectos de investigación que involucraron a 48 miembros del Sistema Nacional de Investigadores (SNI) del CONACYT, 110 profesores investigadores y 150 estudiantes, habiéndoles destinado más de $15 millones de pesos entre fondos UPAEP y externos. La producción alcanzada refiere las siguientes publicaciones: 37 libros, 92 capítulos de libros, 65 artículos publicados en revistas arbitradas y 70 artículos en revistas indexadas; además de la solicitud de 6 patentes.

Quiero también aprovechar la presencia del Dr. Esparza para resaltar que  de esta producción 15 proyectos integran  a investigadores de la BUAP y 7 libros son coeditados con miembros de sus comunidad, muestra de un fructífero trabajo colaborativo.

Aprovecho este espacio para informar con mucha satisfacción que, de acuerdo al reporte que el mes pasado publicó CONACYT, UPAEP cuenta ya con 60 investigadores SNI, y somos al día de hoy la tercera universidad particular con mayor productividad en el ámbito científico a nivel nacional. Algunos ejemplos fehacientes de la implementación de esta nueva lógica de los SAPS los ilustramos con los siguientes casos:

En el sistema Desarrollo Humano y Social en la Línea de Enfoque Familia, se ha concretado la edición de la nueva Revista Correlatos, proyecto editorial que se concentra en la publicación periódica de estudios, ensayos y reportes científicos de investigación multi e interdisciplinar sobre familia, que alimente el diálogo cultural y acerque información seria a los agentes sociales que inciden en la toma de decisiones sobre la materia.

Aquí le pediría al Secretario Carrasco que le envíe un saludo a Dinorah Lópeaz de Gali por todo el trabajo que hemos desarrollado en materia de familia y que siempre ha sido una entidad que nos ha apoyado en favor de las familias de Puebla.
En el sistema Ciencias de la Vida y Bioética compartimos dos proyectos:

1.    En la Línea de Enfoque Salud Comunitaria, referimos el proyecto con la Secretaría de Seguridad Pública y Tránsito Municipal y la Alcaldía de Puebla, para contribuir al mejoramiento de la calidad de vida de los cuerpos policiales y de sus familias. Al día de hoy se ha diagnosticado a 158 policías, con su respectivo plan de seguimiento. El convenio también contempla la entrega de 10 becas anuales del 80% a hijos del personal que obtengan un desempeño académico sobresaliente.

Saludar también a Manuel Alonso, Secretario de Seguridad y reconocer su interés en favor de los policías.

2.    El segundo ejemplo lo constituye el Centro de Investigación Oncológica (CIO) UPAEP-Una Nueva Esperanza, Asociación para Niños con Cáncer, en donde estudiantes de la Maestría en Biotecnología desarrollaron el proyecto Linfochild que busca marcadores moleculares que puedan usarse para diagnóstico temprano de Leucemia. Con este proyecto midieron sus competencias con otros 66 equipos, en el Programa de Retos Mundiales para el siglo 21, celebrado en la República de China, del que resultaron ganadores del 1er lugar en el Reto Global de Innovación Social.

En el sistema Innovación y Tecnología, Línea de Enfoque Aeroespacial y Automotriz, referimos que, en el marco del convenio con la NASA y la Agencia Espacial Mexicana, un grupo de 70 estudiantes continúan con el desarrollo del Nanosatélite AztechSat-1. Este proyecto superó la Revisión Crítica de Diseño por parte de la NASA, y se encamina a detonar una nueva era espacial en México. Nos acaban de confirmar la fecha de lanzamiento para octubre de 2019, desde Cabo Cañaveral. Todo indica que el AztechSat-1, nanosatélite diseñando y construido en los laboratorios UPAEP, será el primer satélite 100% producido en México por mexicanos y asesorados por mexicanos de la NASA.

Agradezco a las  autoridades del CONACYT, Olga Lazcano, al CONCYTEP por los apoyos que se han recibido para este proyecto y sobretodo también reconocer a nuestros profesores y estudiantes, de verdad son unos fuera de serie

Otro ejemplo, en la Línea de Enfoque de Energía, lo tenemos con el Laboratorio de Conversión Energética. Hace seis años, cuatro estudiantes de Licenciatura y dos de Doctorado, junto con seis investigadores implementaron el proyecto “Red de inversores de potencia para la recuperación de energía en el Metro” en colaboración con las instancias correspondientes de la Ciudad de México, y cuyo objetivo es reducir la demanda de electricidad. Con este desarrollo se podrá ahorrar energía hasta por seis mil kilowatts hora por mes. El escalamiento de esta instalación podría economizar hasta un 20% del consumo eléctrico global. Actualmente, este prototipo se ha instalado exitosamente en la estación Zaragoza de la línea uno del Metro.

Como ejemplo del enfoque SAPS hacia la vinculación comparto tres casos:
1.    El Congreso Internacional de Ciencia Política, desarrollado en conjunto por la Asociación Mexicana de Ciencia Política, el gobierno de Puebla y UPAEP, con una temática por demás sugerente para México y nuestro estado: “Las elecciones como fuente de legalidad y legitimidad de la democracia”, contando con la presencia de Michelle Bachelet y Luis Guillermo Solís, ex presidentes de Chile y Costa Rica, respectivamente.
2.    El Road Show 2018, por primera vez coorganizado por Volkswagen y Audi, junto con diversas universidades de la región. Un singular evento donde la industria comparte las megatendencias en movilidad, las innovaciones tecnológicas y la visión de futuro de la industria automotriz a través de 170 conferencias que contaron con una asistencia de más de 3,000 personas.
3.    Agenda de las universidades para el desarrollo y combate a la pobreza en Puebla. Éste ha sido un valioso trabajo colaborativo desarrollado por académicos del Consorcio Universitario integrado por el Tecnológico de Monterrey, la Universidad Anáhuac, la UDLAP, la Ibero, la UMAD y la UPAEP, para generar una ruta que nos lleve a erradicar la pobreza extrema hacia el 2031, a los 500 años de la fundación de Puebla.

Agradezco con mucho cariño la presencia de mis amigos rectores Fernando Fernández de la Ibero, José Mata de la Anáhuac, Job César de la Madero, gracias como siempre por su acompañamiento y sobretodo su amistad.

En UPAEP estamos convencidos del poder transformador de la ciencia; por ello nos entusiasma ver cómo Expociencias, al cabo de 15 años, hoy supone un movimiento nacional científico recreativo que convoca a 500 mil jóvenes y niños provenientes de más de 1,500 instituciones educativas del país. Durante el año 2017, se realizaron 28 ferias estatales, y derivado de la participación de nuestros estudiantes en la ExpoCiencias Nacional en La Paz, tres equipos UPAEP obtuvieron sendas acreditaciones internacionales a los eventos: Young Science Meeting en Portugal, International Research School en Rusia, y Encuentro Internacional de Semilleros de Investigación en Colombia.

En otro orden de ideas, y desde un genuino compromiso con la transformación de nuestro entorno inmediato reportamos el trabajo en favor del Barrio de Santiago, nuestro barrio.

En cuanto a proyectos de intervención, destacamos el trabajo con La Rueda, Promotora Cultural A.C., iniciativa generada por un grupo empresaria impulsor de la innovación social con quienes realizamos 34 murales y dignificación del espacio público a través del arte urbano. A esto sumamos la iniciativa de intervención por parte del gobierno municipal que, también en alianza con SmartCity LATAM Congress y el gobierno del estado, ha incorporado las mejores prácticas en materia de innovación para lograr espacios inteligentes que fomenten un mejor disfrute de la ciudad, mejoren la conectividad, recuperen los espacios públicos y preserven el medio ambiente.

Agradecer el liderazgo de Héctor Sánchez al frente de La Rueda, promotora cultural y a todo el equipo del Alcalde Banck por conducto de nuestro Regidor Juan Carlos Espina.
En materia de impacto social, 312 profesores y estudiantes ofrecieron 1,196 consultas a la comunidad escolar del barrio, y a través de nuestras clínicas se le dio atención a más de 30 mil personas vía consultas médicas, de nutrición, de fisioterapia, de psicología y de odontología. Mientras que nuestro bufete jurídico, destinado a orientar y ofrecer defensa a personas de escasos recursos, este año brindó 714 asesorías.

Resaltar también la labor de Don Vale, presidente de los vecinos del Barrio por la energía y entrega incansable

La pobreza y falta de oportunidades son lastres sociales que no pueden ser ajenos al quehacer de la universidad. Hace ya una década, un grupo de empresarios, líderes sociales y miembros de la comunidad UPAEP se propusieron promover el talento de jóvenes provenientes de las zonas marginadas de Puebla y estados aledaños; y así fue como nació Una Apuesta de Futuro: programa enfocado en la detección de liderazgos en comunidades rurales e indígenas que se incorporan a la universidad con todos los gastos de manutención, colegiatura y tutoría totalmente cubiertos. Estos jóvenes a su vez regresan a sus comunidades con iniciativas de intervención para el desarrollo, como es el caso del proyecto “Empresas Familiares Agropecuarias”, ejemplo de economía social aplicada para potenciar la productividad en Santa Rita Tlahuapan. A la fecha contamos ya con 47 egresados, 60 estudiantes actuales, y 38 de ellos han vivido experiencias internacionales. Ellos son el mejor testimonio que nos hace ver que una educación para la solidaridad es la mejor herramienta de transformación para nuestro México. Agradecemos de corazón a los donantes particulares e institucionales que hacen esto posible.

Cerramos esta tercera línea rectora dando cuenta de dos de las vertientes más potentes de vinculación empresa-universidad. La primera tiene que ver con el Centro Especializado de Servicios de Alta Tecnología (CESAT), a través del cual brindamos soluciones tecnológicas y de innovación mediante investigación aplicada, para desarrollar nuevos productos, maquinaria y equipo, así como optimizar procesos de ingeniería que impactan en la competitividad. Nos enorgullece comunicar que, en la Presentación de los Resultados y Casos de Éxito del Programa de Estímulos a la Investigación, Desarrollo tecnológico e Innovación del CONACYT, se destacó el hecho de que, de las Instituciones de Educación Superior en Puebla, UPAEP alcanzó el mayor número de casos de éxito en esta selección.

Entre estos casos, referimos la investigación y desarrollo en Volkswagen con diversos proyectos en materia de fundición de aluminio, y en GSI Aguascalientes para la corrección del desgaste en el proceso de fabricación de lámina galvanizada. Comparto además que nuestro Laboratorio de Metrología se encuentra homologado con los estándares de calidad de Volkswagen, con lo que ha sido posible atender las solicitudes de pruebas fisicoquímicas de más de 200 empresas del sector automotriz.

La segunda vertiente que nos permitimos referir es la de UNINCUBE, que por tercera ocasión ha sido reconocida por el Instituto Nacional del Emprendedor como Incubadora de Alto Impacto. Durante este periodo se han incubado más de 30 empresas logrando que 26 de ellas tuvieran acceso a fondos gubernamentales, y dos recibieran, durante su proceso de incubación, fondos de capital privado por un millón de pesos cada una. Las empresas incubadas este año han generado 150 empleos directos.

Cuarta Línea Rectora


Posicionar a la Institución como una Universidad Intercultural

Nos encontramos ante un escenario inmerso en la globalidad y la permeabilidad de la cultura. Por ello nuestro Modelo Educativo U50 promueve en toda la comunidad múltiples experiencias de internacionalización, tal como el Programa permanente de Profesores internacionales, los programas de intercambio, Faculty Leds, Dobles Grados, Bridge Programs y proyectos colaborativos interinstitucionales.

En la actualidad registramos 190 convenios directos con universidades extranjeras.

Este año, un total de 139 estudiantes experimentaron un Intercambio, 132 un Doble Grado y 224 un Faculty Led; cerca de 500 experiencias internacionales en las que procuramos, desde el equipo de internacionalización UPAEP, generar oportunidades que potencien el talento de cada estudiante.

Ejemplo representativo es el de Carlo Schiavon, exalumno de Inteligencia de Negocios en UPAEP, quien el pasado mes de mayo, se graduó del Programa de Bridge Program que puentea la licenciatura con el MBA en Oklahoma State University, recibiendo así conjuntamente los dos grados académicos. Carlo trabajó como Graduate Assistant, en la Spears School of Business, y por su proyecto de consultoría de negocios en China, fue reconocido como el “International Student” de esta escuela.

El ambiente de internacionalización también se vive en el campus gracias a la presencia de casi 700 estudiantes que optan por UPAEP como su destino internacional, al plan de movilidad de profesores en el extranjero, y del programa de profesores visitantes que este año permitió la presencia de 45 invitados internacionales.

En otro orden de ideas y para completar esta línea rectora, reportamos que, a través de Sintonía, la iniciativa impulsada por UPAEP para la promoción de la competitividad bajo la metodología de la escuela de Negocios de Harvard, imparte en paralelo con 115 universidades en el mundo, el curso de Posgrado Microeconomía de la Competitividad, liderado por el Profesor Michael Porter, Doctor Honoris Causa de nuestra institución. Este año, uno de los equipos de UPAEP conformado por dos estudiantes de Rusia y una mexicana, logró por segunda ocasión ser reconocido con el Team Project Award, máximo galardón del programa, siendo la única universidad en haber refrendado este logro en dos ocasiones.

Quinta Línea Rectora


Garantizar ambientes de confianza, colaboración y rendición de cuentas

Como institución sin fines de lucro entregada por completo a su misión educativa, en UPAEP tenemos claro que los recursos que manejamos provienen de la sociedad que confía en su buen uso y destino.

Esta conciencia permea en la organización que, gracias a su profesionalismo y eficiencia operativa, permite maximizar las inversiones que año con año realiza UPAEP.

Una de ellas tiene que ver con la consolidación de nuestra biblioteca Karol Wojtyla como un potente Centro de Recursos para el Aprendizaje y la Investigación. En cuanto al acervo, físicamente contamos con más de 150 mil ejemplares, y electrónicamente contamos con más de 400 mil libros contratados de acceso por medio del portal de la Biblioteca, más de 12 millones de recursos en línea en 28 bases contratadas y más de 90 millones de recursos a texto completo en bases de libre acceso catalogada y disponible en el portal.

En materia de infraestructura, reportamos las principales obras del año:

En prepas, durante el ciclo 2017-2018 inauguramos los nuevos planteles en San Martín Texmelucan para 450 estudiantes, y en Atlixco para 300 estudiantes; adicionalmente, en este ciclo que comenzamos inauguramos nuestra décima prepa en el HUB UPAEP de Lomas de Angelópolis, con capacidad para 450 estudiantes. En este Hub también se imparten cursos de Educación Continua, y próximamente se ofrecerán Posgrados en el área de Negocios.

Por otra parte, para el programa Apuesta de Futuro, gracias al apoyo de la sociedad, fundaciones y donantes particulares, inauguramos el edificio de Residencias que puede albergar hasta 90 estudiantes becarios; cabe señalar que su diseño fue pensado para respetar y promover la interculturalidad, e impulsar el aprendizaje compartido a través de áreas de estudio y convivencia.

El área de Salud es sin duda un referente en UPAEP; un tercio de nuestro estudiantado cursa programas con esta orientación. Este año culminamos la construcción del Centro de Salud Integral UPAEP, que apuntala la formación interdisciplinaria del estudiante, y ofrece servicios tanto a la comunidad universitaria como al público en general. Este complejo alberga las siguientes áreas: Clínica de Fisioterapia y Área de Fisioterapia Deportiva, Clínica de Nutrición, Laboratorio de Psicocognición, Área de Orientación Psicoafectiva, Centro de Atención a la Familia y Clínica Médica Universitaria.

La confianza institucional es un entramado que lo mismo baña la dinámica interna como la interacción externa de la universidad. Por ello tomo esta oportunidad para agradecer las distinciones y confianza de servir desde esta posición y a nombre de UPAEP en las siguientes instituciones:

En la Federación de Instituciones Mexicanas Particulares de Educación Superior FIMPES, como Presidente del Consejo Directivo.

En la Asociación Nacional de Universidades e Instituciones de Educación Superior (ANUIES), como consejero de las particulares.

En la Asociación Mexicana de Instituciones de Educación Superior de Inspiración Cristiana, (AMIESIC) como Consejero para la Vocalía Diálogo Fe, Ciencia y Cultura.

En el grupo Christus Muguerza, como parte del Consejo Consultivo para los hospitales Betania y UPAEP.

En la Universidad Intercontinental como parte del Consejo de Gobierno de esta institución hermana, a raíz de la Alianza educativa con los Misioneros de Guadalupe.

En Universia México, como miembro del Consejo de Administración.

En la Asamblea Plenaria para el Desarrollo del Estado de Puebla, como representante del Sector Social.

Y en el Consejo Ciudadano de Seguridad y Justicia del estado, como representante del Consorcio Universitario de Puebla.

Con este recuento termino el recorrido de los principales logros y avances de nuestra institución. De algún modo pienso que este ejercicio anual sirve para valorar lo que tenemos entre manos, para ser conscientes de lo que somos capaces, pero también reflexionar sobre lo que podemos hacer mejor. Vaya un profundo agradecimiento a esta comunidad de profesores, estudiantes y colaboradores, pues esto sólo se explica por su audacia y entrega, por el carácter de águilas UPAEP.

Amigas y amigos.

Vivimos como generación un momento crítico en la historia. Nos encontramos inmersos en un cambio de época que trastoca la realidad de las personas y comunidades, y también de las instituciones. Son tiempos que exigen discernimiento y compromiso.

El 1º de julio, México se pronunció por marcar un nuevo rumbo. Ha quedado claro el mensaje de un pueblo que exige la atención diligente a los grandes problemas que le aquejan: inseguridad, corrupción, impunidad, desigualdad y pobreza. Es importante hacer notar que éste ha sido el culmen de un proceso, no sólo de una coyuntura. El candidato ganador, hoy presidente electo, supo recoger estas demandas históricas, y la mayoría de los votantes ha depositado su confianza en él.

Ante la gran expectativa que ha levantado, a dos meses de asumir el poder, hay dudas fundadas respecto de la capacidad de articular un plan de gobierno consistente y viable. Más aún, las primeras acciones emprendidas en el Congreso Federal por su partido, tanto para hacerse de la mayoría calificada mediante una negociación burda, como para exhortar a la actual autoridad de Educación Pública Federal a no cumplir con su mandato de ley, son prácticas propias de la época de partido de estado, que debieran estar superadas.

Se ha planteado una cuarta transformación para el país, y no podemos más que coincidir. Sin embargo, ante los escenarios que se prevén, es evidente que es la sociedad, vía sus organismos intermedios y por supuesto las universidades, la que podría darle contenido y sentido a tal transformación; de lo contrario corremos el riesgo de una regresión autoritaria e ideologizada.

En el caso del estado de Puebla, vemos que, independientemente del desenlace del litigio poselectoral, quien llegue a encabezar el Poder Ejecutivo habrá de enfrentar particularmente dos demandas: seguridad e institucionalidad. La violencia que se ha registrado de un año a la fecha es alarmante, y los esfuerzos por combatirla son a todas luces insuficientes. Por ello hacemos un llamado a los tres poderes del estado para diseñar en conjunto con las organizaciones de la sociedad civil, las autoridades federales y las municipales, una estrategia emergente de seguridad y justicia integral, que privilegie la inversión de recursos tanto humanos como materiales, y que comprometa resultados en el corto y mediano plazo. Por otra parte, la autonomía de las instituciones sigue siendo una agenda pendiente; urge reivindicar una sana división de poderes, con pesos y contrapesos reales. En suma, necesitamos un sistema democrático funcional y efectivo, para lo cual se requiere voluntad política, y también de una activa participación ciudadana. 

El cambio de época ciertamente nos plantea encrucijadas políticas, económicas y sociales. Pero probablemente la nota esencial de este cambio es la del ámbito cultural. Es en el campo de la cultura, propio de la universidad, donde se generan las ideas y se debaten las preguntas de fondo para el devenir de la humanidad. ¿Cómo configurar una civilización que dé cabida a la esperanza, en momentos donde imperan el individualismo y el aislacionismo? ¿Qué criterios de acción son los que pueden hacer frente a la polarización social, a la falta de oportunidades y a la inequidad?

La respuesta a estas preguntas pasa por concebir un nuevo arreglo sociocultural, que a su vez obliga a resolver la cuestión fundamental: ¿quién es en verdad el ser humano?, ¿qué le motiva?, ¿a quién se debe? En la llamada era del conocimiento, en la que los costos de la innovación y la tecnología se han abatido, y la ciencia no conoce fronteras, lo que es escaso es el criterio para darle cauce. Baste como ejemplo revisar la historia reciente de nuestro país: no tenemos un problema de innovación, ni de recursos, tenemos un problema de ética y de valores tanto personales como sociales, especialmente por parte de quienes ejercen un liderazgo.

Por todo ello, en UPAEP queremos dar respuesta apostando por la formación de líderes para transformar el entorno, donde el detonante de este liderazgo es, en consonancia con el Papa Francisco, <<el Encuentro con el otro y con los otros>>, ese acontecimiento “que irrumpe marcando un antes y un después”. “El humanismo que profesamos tiene como centro la persona”, un ser concreto, no una abstracción. Humanizar significa que “cada uno viva a plenitud su ser y su quehacer”, que los proyectos “tecnológicos y culturales manifiesten la nobleza de sus artífices, promuevan el bien común y generen las condiciones de una vida social más digna y justa.” En suma, nos queremos ver como la universidad transformadora, que abraza este ideal de humanización y aporta al cambio de época una nueva fisonomía.

Me dirijo finalmente a los estudiantes aquí presentes. Ante la panorámica que hemos descrito, no puede haber cabida para la desesperanza. No en el corazón de un universitario, mucho menos en quienes portan la camiseta UPAEP. Con los sismos del año pasado y la partida de Mara, se han probado a ustedes mismos y a la sociedad, que el ideal del liderazgo transformador es posible. Más aún, han experimentado la fuerza de la entrega desinteresada que hermana, el poder edificante de la ciencia aplicada con caridad, el milagro de una mirada limpia que convierte lágrimas en sonrisas; han brindado razones para la esperanza. Éste es el auténtico espíritu universitario que, parafraseando a Manuel Díaz Cid, una vez experimentado, nos acompaña de por vida.

“¡Alegrémonos, pues, mientras seamos jóvenes!”

UPAEP, la Cultura al servicio del Pueblo.


Muchas gracias por su atención.


Lo más reciente

Galerías Institucionales