Pin It

[Importante analizar el pontificado para poder entender la “crisis” que hoy enfrenta la Iglesia.]

Con el motivo de analizar el Pontificado del Papa Francisco y poner en perspectiva algunas de las crisis que ha enfrentado, la UPAEP llevó a cabo la conferencia titulada ¿La Iglesia naufraga? Impartida por el Lic. Andrés Beltramo quien es corresponsal en el Vaticano para la agencia Notimex y pluma del Diario La Stampa de Turín.

El también egresado de Ciencias de la Comunicación UPAEP destacó que durante el siglo XX la figura del Papa ha sido considerada la voz moral del mundo, de igual manera resaltó que hoy en día se puede decir que la Iglesia enfrenta una especie de crisis, sin embargo, mencionó no todas las crisis son malas, pero sÍ hablan de un momento dinámico.

“Es por ello que el motivo de reflexionar sobre lo que está ocurriendo entorno al pontificado del Papa Francisco y lo que se dice, nos ayuda a comprender por un lado cuál es el destino que está trazando el pontificado para la Iglesia, pero también para diferenciar información que se encuentra en la prensa y que no logramos entender a cabalidad cuál es su intención, su motivo u objetivo”.

Andrés Beltramo describió cómo es que el Papa Francisco llega a su pontificado después de los denominados Vatileaks y de la renuncia de su antecesor el Papa Benedicto XVI.

“Desde la primera hora de su pontificado, se muestra un Papa disruptivo, pero no pretende absolutizar estos gestos disruptivos, se presenta la imagen de un Papa consiente de su espacio y que no se va a dejar condicionar, él tiene una voluntad de ejercer el ministerio con unas características particulares”.
 
Todos estos elementos comienzan a generar dentro de la Santa Sede perplejidad y confusión, “vemos un escenario en donde el personaje empieza a ser tomado por los medios como un personaje simpático, un personaje que en realidad sirve  al esquema mediático, un Papa que rompe la tradición, es un Papa atractivo a pesar de que él fue el primero que recibió al Papa Benedicto XVI y selló con su abrazo la continuidad del papado”·

El periodista explicó que hoy en día hay una contraposición entre el inicio del pontificado y la actualidad que enfrenta la Iglesia.

Señaló que, al finalizar el último sínodo el 27 de octubre de este año, el Papa da un mensaje al que si se le da la lectura adecuada se puede notar un encuadramiento muy claro de Francisco de que nos encontramos ante un punto de quiebre durante su pontificado.

“Hoy vivimos una situación de crisis, lo reconoce el Papa, lo reconoce la Santa Sede y el disparador de esta crisis es el problema de los abusos sexuales contra menores, una tragedia que ha sido trasversal a los pontificados y que la historia nos ha demostrado que no sólo es verdadera sino que es real y que  ha habido Papas que la han tenido que atender de primera instancia”.

Explicó que este problema no es algo nuevo a lo que se está enfrentando la Iglesia, sino que son mínimo 10 años en los que se han tomado medidas, pero que hay que considerar que este tema no es atribuible sólo a la persona del Papa Francisco.

La pregunta a responder es ¿por qué se genera la crisis? El columnista del diario La Stampa de Turín indicó que en parte es la respuesta del Santo Padre al caso de Chile, en la que manifiesta que él mismo ha sido presa de una situación que ha distorsionado el flujo de información, y en la que se ha visto engañado por la información recibida sobre este mismo caso.

Al mismo tiempo de estos sucesos, y al momento que el Papa regresa de la Jornada Mundial de la Familia en Irlanda, por una red de medios sale publicado el “memorial Viganó” en el que un alto funcionario del Vaticano acusa al Papa de haber encubierto específicamente al Cardenal McCarrick, con esto se genera una instrumentalización política de un problema real, subrayó Andrés Beltramo.

“Ante esto, el Papa afronta la situación y manda una carta al Pueblo de Dios en la que habla y dice claramente ‘no hemos sido capaces de proteger a los niños y de escuchar su grito silenciado’ y  le pide a los obispos aplicar los protocolos que ya existen”.

El egresado UPAEP, destacó que todos estos casos han generado un aprovechamiento de la crisis en la que se alimentan sus errores y se magnifican sus fallas, el resultado de estas críticas es la división  de la Iglesia y es lo que dice el santo Padre cuando llama a todos a rezar “El gran acusador nos quiere dividir entre nosotros y con Dios”.

“Nos quiere más interesados en la grilla eclesiástica y no interesados en los grandes temas del pontificado como el tema de la Misericordia; la Iglesia en salida, que no existe un cristianismo neutro, sino que en cuanto más estamos en el mundo cristiano, más nos tenemos que cocinar a fuego lento; la denuncia a la colonización ideológica; la vivencia de la santidad y la cultura del encuentro, que no es más que la respuesta del quiebre intergeneracional”.

Finalmente resaltó que parte fundamental del mensaje del pontificado radica en la unificación de la Iglesia, de tener una mirada de fe, de ser un ente de paz “debemos tener esos puntos de reflexión en nuestra vida diaria, buscar un amor real aún en diferentes culturas, no importa cuanto revuelo podamos causar, simplemente debemos ser una persona frágil ante una mala circunstancia”.

Lo más reciente

Galerías Institucionales