Pin It

Por: Alicia Michelle Díaz González, estudiante segundo semestres Prepa Santiago

A veces escuchamos a jóvenes decir frases como: “Me encantaría hablar otro idioma, pero no tengo tiempo". También argumentan más razones para no estudiar otro idioma: inseguridad, malas experiencias en el aula, entre otras. Las excusas son muchas. Sin embargo, hay muchas cosas positivas que vienen con el aprendizaje de una lengua nueva.

Todos los estudiantes de idiomas que he conocido hasta ahora tienen sus propias motivaciones para hablar otro idioma: quizás el trabajo o una estadía en el extranjero. Por supuesto, hay claras ventajas para los que hablan más de un idioma: abre un sinfín de oportunidades profesionales. También modifica las perspectivas que tenemos del mundo y de nuestro contexto. Entender otra manera de pensar a través del lenguaje es una experiencia enriquecedora. 

El mundo está cambiando rápido. Más empresas que nunca están haciendo negocios en varios países, pero no pueden hacerlo sin contratar personas con mentalidad global que puedan hablar, al menos, un idioma extranjero. ¿Alguna vez quisiste ser como esa gente que ves en el aeropuerto viajando a países extranjeros y teniendo experiencias nuevas y estimulantes? Ese puedes ser tú.

Aprender otro idioma significa, también, establecer conexiones profundas y la posibilidad de entablar amistades transculturales. Apuesto que, al menos una vez en tu vida, te has sentido fuera de lugar durante un encuentro con alguien de una cultura diferente. Esa mala experiencia podría mejorar si, a través de la comunicación, eres capaz de ser asertivo y aprender del contacto con una persona de otro país.

Otra razón para aprender otro idioma son los cambios que se producen en tu mente. Los educadores a menudo comparan el cerebro con un músculo, porque funciona mejor con el ejercicio. Aprender un idioma implica memorizar reglas y vocabulario, lo que ayuda a fortalecer ese músculo mental. Este ejercicio mejora la memoria general, lo que significa que los hablantes de múltiples idiomas son mejores para recordar listas o secuencias. También los estudiantes multilingües tienen, en promedio, mejor aprovechamiento en todo tipo de asignaturas, en trabajo en equipo y en disciplinas creativas relacionadas con el arte. Por estas razones, piénsalo dos veces antes de poner otra excusa para no aprender otro idioma. Esta posibilidad, en cualquier momento de tu vida, abre un mundo de oportunidades.

 

 

Lo más reciente

Galerías Institucionales