Pin It

Por: Fernando Durán, Director de Prepa UPAEP Santiago

Frente a tantas opciones de colegios para tus hijos, es necesario tener en mente aquellas características indispensables para que un colegio pueda ser llamado legítimamente un COLEGIO BILINGÜE; para desarrollar las competencias lingüísticas y la mentalidad internacional que les permitirá enfrentar los retos globales del siglo XXI.
Semblanza
Fernando Durán es egresado de la licenciatura en Ciencias Políticas de UPAEP, y cuenta con estudios de Maestría en Estudios Latinoamericanos por la Pontificia Universidad Javeriana de Bogotá, y Master in International Education and Bilingualism por la Universidad Camilo José Cela de Madrid.  Como Director de Prepa UPAEP Angelópolis desarrolló e implementó el modelo de educación bilingüe enfocado en el dominio académico del inglés. Desde 2017 es director de Prepa UPAEP Santiago.
El primer colegio bilingüe de Prepas UPAEP fue el ubicado en la zona de  Angelopolis, con la primera generación bilingüe 2013-2016; ahora Prepa Santiago y Prepa Lomas también lo son.

Cuando nos enfrentamos con la difícil tarea de elegir los espacios en los que nuestros hijos serán educados fuera de casa, es muy fácil que nos podamos perder entre la gran cantidad de información que tenemos a nuestro alcance. Entre tantas opciones, es primordial descubrir los elementos de un plan de formación que verdaderamente se traducen en ventajas significativas para nuestros hijos. Una de esas características, en definitiva, es la consolidación de un programa de educación bilingüe.

Sin embargo, la constitución de un colegio que tenga como parte de su oferta académica un programa bilingüe no es sencillo; ya que no es suficiente con ofrecer un programa considerable de lengua extranjera. Es muy importante tener presentes los elementos fundamentales que conforman una oferta académica bilingüe, para que la inversión de recursos en el desarrollo educativo de tus hijos sea lo más atinada y eficiente posible. A continuación les comparto 5 claves para elegir un colegio bilingüe. 

  1. Contar con un robusto y estructurado programa de lenguas: que un colegio tenga una academia de lenguas da soporte a la proyección bilingüe, pues esto incluye dominio del idioma, acceso a procesos de certificación -como lo es TOEFL-, participación de docentes nativos y canales claros a través de los cuales pueden ser planeadas actividades que hagan el aprendizaje del idioma algo evidente.
  2. Proyección en distintas áreas de conocimiento: es importante que no sólo se den clases de otros idiomas, sino que se den asignaturas completas en otros idiomas. Esto ayuda a asegurar el dominio académico del idioma, en las áreas de conocimiento más importantes: matemáticas, ciencias exactas, ciencias sociales y negocios.
  3. Diseño curricular en constante actualización: la gestión de ambientes de aprendizaje se renueva constantemente. Es importante que los colegios tomen en cuenta las tendencias en educación -como lo es la metodología CLIL- para asegurar el aprendizaje de los contenidos de la asignatura y la adquisición del idioma.
  4. Experiencias internacionales en verano: es muy valioso que los colegios tengan momentos específicos para que los estudiantes tengan la experiencia de ejercitar el idioma en otro país. Estas vivencias les ayudan a comprender la importancia vital que los idiomas tienen, no sólo en la comunicación, sino en la apreciación de otras culturas.
  5. Cercanía con programas internacionales: involucrarse con organizaciones internacionales de gran prestigio internacional implica tener formas externas y objetivas de evaluar el desempeño de los estudiantes. Es importante que la institución tenga una forma de motivar el desempeño académico de los estudiantes, basándose en criterios internacionales.
El término CLIL (Aprendizaje Integrado de Contenidos y Lenguas Extranjeras, por sus siglas en inglés) fue adoptado por David Marsh, en la Universidad de Jyväskylä, Finlandia (1994): "CLIL refiere a las situaciones en las que las asignaturas, o partes de ellas, son impartidas en una lengua extranjera con metas de doble intención, esto es, primordialmente aprender el contenido y simultáneamente aprender un idioma extranjero”.

Y para esto, ¿por qué debería optar por la inversión en un colegio bilingüe, si bien hay muchas academias de lenguas en la ciudad? Los colegios bilingües traen consigo tres ventajas principales:

  1. Dotan de un dominio académico del inglés, que permite que los chicos se comuniquen en contextos profesionales y tengan a su disposición más y mejores herramientas para ejercer su profesión al máximo
  2. Tiene una proyección a largo plazo, es decir, contribuyen al perfil de ingreso de la mayoría de las universidades del país; esto permite que tus hijos en el futuro puedan salir de intercambio o tomen clases con profesores de talla internacional.
  3. Y no menos importante, es una apuesta por los tiempos de aprendizaje de los muchachos. Permite que los estudiantes tengan tiempos de descanso y estudio justos, extendiendo la calidad y cantidad de conocimientos nuevos.
Un colegio bilingüe tiene un programa robusto de lenguaje, con niveles divididos de acuerdo al Common European Framework of Reference, con diferentes áreas de estudio y un modelo de enseñanza-aprendizaje diseñado para tal circunstancia.

Por último, quiero dirigirme a ustedes con la certeza que me dan mis años de experiencia como director de colegios bilingües. Es importante reconocer que el aprendizaje de una segunda lengua es una necesidad del momento presente, que tendrá que hacerse tarde que temprano. Es una gran ventaja disponer de todos los recursos que un colegio puede disponer para el aprendizaje de sus hijos, para que ellos asuman el reto de formarse. Elegir un colegio bilingüe para sus hijos es brindarles la oportunidad de vencer sus miedos y darse cuenta de que son capaces de ser profesionistas y ciudadanos de clase mundial; sabiendo siempre que no están solos y que hay todo un sistema -con programas, profesores y estrategias pedagógicas- que los respalda.

Lo más reciente

Galerías Institucionales