Pin It


Por primera vez en la historia de la ONU, la mayoría de las naciones miembros – 184 de los 193 – el martes, 11 de Diciembre de 2018, ha llegado a un pacto para ordenar y dar seguridad al flujo de migrantes. Este pacto no es vinculante u obligatorio, porque esa era la única forma de amarrarlo después de 18 meses de negociaciones sobre el tema más polémico y divisivo de cuantos ocupan la agenda política mundial. Este documento de 37 páginas con 23 objetivos - el “Pacto Mundial para la Migración Segura, Ordenada y Regular” - es un primer marco de cooperación que se ha convertido en el escenario de la tensión entre la oleada nacionalista que avanza en los Estados Unidos y muchos países de Europa. Entre los objetivos está suministrar información sobre movimientos migratorios, facilitar las vías para una migración regulada, procurar condiciones de trabajo dignas para los migrantes, combatir el tráfico de personas, administrar las fronteras de manera integrada, segura y coordinada, utilizar la detención de migrantes sólo como último recurso y proveer a los migrantes de servicios básicos. La entrada o la estancia de migrantes indocumentados no debe ser sancionada.

Cabe mencionar que Eslovaquia, Estados Unidos, Chile, Bulgaria, Suiza, Brasil, Hungría, Austria, Australia, Polonia, Israel, la República Checa, Italia, Croacia, y la República Dominicana rechazaron el pacto y la coalición del gobierno del Bélgica se quebró por la firma del pacto por parte del primer ministro. Los E.U.A. se había apartado del pacto desde el principio porque no quiso involucrarse ni en la negociación del documento. En un comunicado de su embajada ante la ONU afirmó que el pacto está “a favor de fronteras abiertas” y no tiene en cuenta que una inmigración legal y bien gestionada debe empezar y terminar con controles nacionales efectivos de las fronteras.

Fascinante en este contexto ha sido la posición de México bajo el nuevo gobierno de López Obrador: El nuevo Canciller, Marcelo Ebrard, después de firmar el pacto, reveló que México invertirá 30 mil millones de dólares para mitigar la migración de centroamericanos a Estados Unidos, revivificar la economía en Honduras, Guatemala y El Salvador e impulsar la industrialización en estos países. El gobierno de nuestro país busca un plan semejante al Pan Marshall para la reconstrucción de Europa después de la Segunda Guerra Mundial. Ebrard afirmó: “Tal vez no sea parecido al Plan Marshall, pero sí sería lo que estamos planteando en cuando al tamaño del esfuerzo que hay que hacer para que, por un lado lo que hacemos desde México, la inversión más grande en los últimos años.”

En dos conversaciones telefónicas Marcelo Ebrard y Andrés Manuel López Obrador han tratado de motivar a Mike Pompeo y Donald Trump, respectivamente, de sumarse a este gigantesco e inédito esfuerzo de generosidad – pero sin éxito. ¡El gobierno de Trump insiste en la construcción del muro! Según Donald Trump en una conferencia en la Casa Blanca el lunes, 10 de diciembre él nunca va a firmar un presupuesto federal que no contempla la construcción del muro. ¡Con esta actitud, los Estados Unidos van a agotar los fondos para operar el gobierno federal el 21 de diciembre de 2018 y los E.U.A. entrarán en quiebra!

Dr. Juan Carlos Botello
Profesor – Investigador
Escuela de Comercio Internacional
UPAEP

Dr. Werner G.C. Voigt
External Consultant

Lo más reciente

Galerías Institucionales