Pin It

[Mi sueño era estudiar en la UPAEP desde que tenía 11 años: Nancy Labastida Mercado.]

Desde la edad de 11 años el sueño de Nancy Labastida fue poder estudiar en la UPAEP, sueño que logró cumplir y del cual se siente muy orgullosa, reconoce que este paso fue el inicio de un largo camino en el área de especialización que escogió, la medicina aeroespacial.

Y es que lo que aprendió en UPAEP es que los límites se los pone uno mismo, muestra de ello es que, a finales de mayo, estará participando en su primera misión análoga a Marte de la mano de la Mars Academy USA (MAU), dicha misión es una representación de ambientes extremos en la que se someten a las personas a trabajar en esos medios para tratar de evaluar sus condiciones médicas, físicas, nutricionales, psicología, etc.

“Va a ser una misión análoga especial porque únicamente vamos a estar médicos dentro de la tripulación 1114 que hasta ahora se forma de seis miembros de ellos, tres mexicanos: el Dr. Carlos Salicrup, titular del programa y egresado de Wright State University y de la UNAM; el Dr. Adrian Guerra también egresado de Wright State University y una servidora, egresada de la UPAEP y actualmente en el Área de Medicina de Urgencias en el Centro Médico de la Raza en México”.

El interés por esta rama inició cuando estaba en su último año de la Universidad, mientras desarrollaba su servicio social en la Clínica Ruíz con el Dr. Ruíz Argüelles, “evaluamos cómo se fragmentaban los eritrocitos en la micro gravedad; esa revisión salió publicada en uno de los volúmenes de la Revista Nacional de Hematología”.

Dicha publicación  captó la atención de la Asociación de Medicina Aeroespacial a nivel internacional y ese trabajo se presentó por primera vez en el International Congress of Aerospace Medicine en el año 2014 en la Ciudad de México, “a partir de ahí fue el parteaguas para que iniciara parte de mi educación continua tanto en el área de medicina de aviación y en medicina aeroespacial”.

Cabe señalar que la medicina aeroespacial es una sub especialidad del área médica que se encarga de estudiar al cuerpo humano en condiciones extremas, sea en un ambiente submarino o áreas limítrofes a las cuales no está adaptado, por ejemplo, la gravedad, alta montaña, zonas desérticas, temperaturas extremas o donde hay poco oxígeno.

“Para mi el participar en esta misión análoga representa mucho orgullo como egresada de la UPAEP. Siempre tuve la camiseta muy bien puesta; fueron los primeros que me apoyaron cuando decidí iniciar mi camino en la medicina aeroespacial, porque no ha sido un camino fácil, así como las letras del Apolo Ad Astra, a pesar del largo camino, es difícil tratar de continuar una línea en la que se había hecho muy poco en nuestro País”.

Referente a esto explicó que los primeros médicos aeroespaciales como. El Dr. Luis Amezcua, Octavio Amezcua o el. Mismo Dr. Carlos Salicrup tuvieron que irse de México para poder adiestrarse en medicina aeroespacial y posteriormente formar el Colegio Mexicano de Medicina Aeroespacial, en el que realizó su short course y actualmente participa como profesor en los cursos de actualización en medicina aeroespacial.

Agregó que en esta misión análoga también se busca tener una convivencia amena, con médicos que están adiestrados en diferentes áreas, para lograr mejorar la supervivencia en estos ambientes extremos que puedan ser sobretodo utilizadas a largo plazo para nuestro fin que es el viaje a Marte.

Es importante mencionar que Nancy Labastida, no solamente forma parte de Colegio Mexicano de Medicina Aeroespacial, sino desde el año pasado es miembro de la Aero Space Medical Asociation (ASMA).

El camino de Labastida Mercad ha sido largo a pesar de su corta edad, y las contribuciones que ha hecho al campo de la medicina aeroespacial la han hecho merecedora del reconocimiento Women in Aviation entregado por parte de la Organización Civil de Aviación Internacional (OACI), organismo especializado de la ONU en el marco de la conmemoración del 60 aniversario de la aviación civil en México. “Gracias a esa oportunidad he podido destacar un poco más en el área, creo que es una de las participaciones más importantes que he tenido en los últimos años”.

“Creo que UPAEP ayudó a mejorar mis habilidades, cada uno tenemos un chip de habilidades nato y a mi siempre me gustó la investigación, pero no sabía cómo hacerlo. Mis profesores ahora mis amigos y colegas, me adiestraron a mejorar esas capacidades resolutivas, la capacidad de adaptación, tratar a las personas de forma humana, caritativa, y con esa empatía que nos enseñaron me siento con el deber de enseñarlo y hacerlo”.

Agregó que la Universidad se ha preocupado en crear ambientes sanos en sus estudiantes, la mayoría de los egresados tienen un nivel cultural de adaptación para las relaciones interpersonales que difícilmente te van a enseñar en la vida. El desarrollo como persona que te da la universidad, te estimula a ser mejor.   

Finalmente exhortó a los jóvenes a no darse por vencidos, “el límite no es el cielo, el límite se lo ponen ustedes, porque una carrera te da un perfil en tu área para desarrollar tus habilidades. Probablemente mejorar ideas o innovar en un área es más difícil todavía, pero si tienes las capacidades y herramientas para hacerlo te ayuda a mejorar la calidad de vida de otras personas”.

Lo más reciente

Galerías Institucionales