Pin It



[México cuenta con una amplia gama alimenticia, sin embargo, su preparación involucra grasas saturadas.]

Enfermedades como hipertensión, triglicéridos o colesterol sanguíneo se empiezan a desarrollar en edades cada vez más tempranas debido a los malos hábitos alimenticios, aseveró el Dr. Pablo Haro Rivera, catedráticos investigador del Universidad de Santo Tomás de Viña del Mar, quien por 14 días estuvo como profesor visitante de la Facultad de Nutrición.

“Hace algunos años el hablar de este tipo de patologías nos daba referencia de que eran personas adultas, hoy vemos a niños y adolescentes que asisten a consulta para tratarse estos problemas de salud”, agregó el académico.

Lo anterior, dijo, es un tema grave y preocupante pues trae como consecuencia el diagnóstico de enfermedades como diabetes y obesidad en niños desde los 6 años de edad y con probabilidad que al llegar a edad adulta la patología sea crónica.

En este sentido, agregó el Dr. Haro Rivera, la Universidad de Santo Tomás de Viña del Mar ha impulsado una serie de líneas de investigación con la intención de mermar la problemática que afecta al país ubicado en el sur de América.

Precisó que el trabajo que están realizando lo han enfocado en niños de nivel básico y medio, específicamente para mejorar su conducta alimentaria. “Trabajamos la línea de percepción del estado nutricio de los niños, jóvenes y de las madres en cómo perciben el entorno personal de sus hijos y del consumo de bebidas azucaradas”, señaló.

No obstante, arguyó, se deben diseñar políticas públicas que soporten los esfuerzos que se están realizando desde la academia.

A manera de ejemplo, citó algunas medidas que el gobierno de Chile ha impulsado a fin de mitigar los índices de obesidad.

Una de las medidas, enlistó el Dr. Haro Rivera, es el etiquetado de alimentos. En vez de colocar una etiqueta que índica el contenido nutrimental, en el país del Sur decidieron, por ley, colocar etiquetas de colores para definir si el alimento es alto en azucares, en grasas saturadas o alto en sodio.

Lo extraordinario de esta orden es que incluso las empresas internacionales, han tenido que cambiar sus etiquetas para poder entrar al mercado chileno.

Otra disposición fue evitar la transmisión de publicidad relacionada a alimentos no saludables en Televisión en horario infantil y el tercer estatuto corresponde a la prohibición de la comercialización de alimentos dentro de las escuelas.

Destacó que de su visita en México, se percató que en el país se cuenta con una gama alimenticia, sin embargo, aunque la base es saludable la forma en que éstos se cocinan tienden a involucrar grasas saturadas lo que provoca que el consumo de los alimentos sea menos nutritivo.

“En México tienen muchas variedades de granos, aprovechan el maíz de una manera en que nosotros no lo hacemos, tienen rica producción de verdura, fruta pescado, suficiente carne, etc., su alimentación es muy variable y rica; el problema es a veces la base para prepararlos, como la tortilla frita, o que lleva manteca. Eso no ayuda a su alimentación para que sea un poco más saludable, situación similar a la de Chile”, sentenció.

Por lo anterior, el catedrático invitado de la Facultad de Nutrición, exhortó a los estudiantes de esta Institución a trabajar en la prevención de enfermedades, en la conformación de una población sana, y a contribuir en la promoción de políticas enfocadas a cambiar los hábitos alimenticios de México. 

Durante su estancia en UPAEP, el Catedrático de la Universidad de Santo Tomás, participó en foros de investigación así como cátedras con estudiantes con quienes compartió sus conocimientos e investigaciones que desarrolló en su país natal.

Lo más reciente

Galerías Institucionales