Halloween: la noche más espeluznante del año
20/10/2023
Autor: Ana Karen Rodríguez Jiménez

Otoño; la temperatura tiende a descender dando paso al frío, la lluvia se hace presente durante el día, los árboles pierden su follaje mostrando sus frágiles ramas mientras el viento juega con ellas y se lleva sus hojas. 

A la par de estos acontecimientos, se empieza a respirar un ambiente lleno de misterio que embelesa a múltiples personas; en efecto, estamos hablando de una fecha en dónde es común encontrarnos en la calle a personas disfrazadas que traen consigo una cubeta o calabaza de plástico para requerirnos que cooperemos para su calaverita (dar dulces). Tengo muy presente en mi mente la emoción que sentía Karen chiquita cuando sabía que Halloween estaba a la vuelta de la esquina. 

Durante esta temporada los tópicos como las brujas, vampiros, fantasmas o zombies salen a la luz y alimentan la cultura popular. Cada 31 de octubre se lleva a cabo esta festividad, no obstante, ¿por qué razón la celebramos? ¿Cuál es su origen? Estas indagatorias serán resueltas el día de hoy. 

Los Celtas y sus trajes. 

Se tiene la convicción de que los orígenes de Halloween se remontan hace más de 3,000 años con la celebración Samhain de la población Celta (su año nuevo) el 1 de noviembre. Para ellos, el Samhain era una fecha en la que los espíritus, hadas y demonios caminaban sobre la Tierra durante su travesía al más allá, en adición a esto, el Samhain se hacía para despedir a Lugh (el dios del Sol); a la par, se ejecutaba para recibir las noches frías y cortas del otoño.

Como parte del festejo, los Celtas hacían sacrificios en honor a sus dioses, se reunían alrededor de hogueras, además, portaban disfraces elaborados con piel de animales; tenían la convicción de que esto confundiría a los espíritus y evitarían que estos los poseyeran. 

Como dato curioso, los Celtas fueron quienes inculcaron la práctica del famoso “truco o trato”; con sus disfraces iban de casa en casa haciendo sandeces a cambio de comida o bebida. 

De Samhain a All Hallow’s Eve.

El Samhaim tuvo una metamorfosis como resultado de la conquista celta por el Imperio Romano; se mezcló con otras festividades de origen romano como la Fiesta de la Cosecha. Para el Siglo VII, el Papa Bonifacio IV promulgó el 1 de noviembre como el Día de Todos los Santos para conmemorar a aquellos mártires que habían dado su vida por la fe. 

Dicho esto, la noche anterior se siguió llevando a cabo el Samhaim con hogueras, disfraces y desfiles, sin embargo, su nombre cambió y empezó a ser conocido como All Hallow’s Eve (La Víspera de Todos los Santos), que terminó acortándose a Halloween

This is Halloween, this is Halloween.

La llegada de Halloween a Estados Unidos inició en 1840 con los inmigrantes europeos durante la gran hambruna irlandesa; estos transmitieron sus versiones de la tradición. Gracias a ellos, los estadounidenses adquirieron la costumbre de tallar las calabazas gigantes huecas con una vela dentro de la misma; estas calabazas se llaman “jack-o'-lantern” y están inspiradas en la leyenda de Jack el tacaño. 

A partir de aquí, Halloween comenzó a ser una celebración que llegó para quedarse en Estados Unidos y Canadá; no obstante, no fue hasta 1921 que se inició su celebración masiva con el primer desfile de Halloween en Minnesota.

Internacionalización.

La difusión de Halloween se dio a finales de los ’70s e inicios de los ’80s con la ayuda de películas y series, sin embargo, la que detonó su universalización fue el filme Halloween de John Carpenter (1979). 

En repetidas ocasiones celebramos festividades en las que desconocemos la razón por la cual está marcada en el calendario. Pese a esto, el día de hoy pudimos saber el contexto que engloba la tan aclamada noche de brujas. Dime… ¿ya sabías la historia? 

Recuerda cooperar para la calaverita. 

Bibliografía

National Geographic. (2022, 4 de octubre). Halloween: disfraces, historia, mitos y mucho más. https://www.nationalgeographic.es/ciencia/halloween-disfraces-historia-mitos-y-mucho-mas

29/09/2023